EL TERMÓMETRO DE LA LECTURA

El termómetro de la lectura sirve para saber cuántos libros hemos leído. Cuando terminamos un libro lo contamos y luego pintamos una casilla de color rosa. Cuando leemos mucho, la temperatura sube. (Celeste, 1º de E.P)